edible Oil

Control de calidad en aceites comestibles

Un rápido control de calidad de aceites comestibles puede ser realizado con las soluciones FT-NIR de Bruker Optics.

Los aceites y grasas comestibles están reconocidos como nutrientes esenciales en la dieta humana, y son consumidos en una gran variedad de formas. Existen varios parámetros indicadores que son utilizados para asegurar la calidad de las grasas y los aceites comestibles, siendo algunos de ellos:

  • Indice de Iodo (IV)
  • Acidos grasos libres (FFA)
  • Acidos Grasos Trans (TFA)
  • Indice de anisidina (AV)
  • Perfil de ácidos grasos
  • Otros parámetros

Los análisis tradicionales generalmente son llevados a cabo utilizando métodos físicos y químicos establecidos por la Asociación Americana de Quimica Oleícola (AOCS), y/o la Asociación Oficial de Química Analítica (AOAC).

Sin embargo, estos métodos están diseñados para el análisis de un parámetro específico  y suelen ser bastante tediosos, lentos, caros y generalmente requieren el uso de reactivos y disolventes peligrosos. Los fabricantes de aceites comestibles y alimentos buscan métodos rápidos y no destructivos para analizar grasas y aceites que les permitan controlar sus procesos de fabricación y el control de calidad del producto final.

Ventajas del NIR para el análisis de aceites comestibles.

La espectroscopía FT-NIR, es una técnica rápida (el tiempo de medida es menor de 1 minuto) y permite analizar varios parámetros en una sola medida. Además, es una técnica no destructiva que no requiere preparación de muestra, y tampoco necesita el uso de ningún disolvente ni reactivo, permitiendo medidas en tiempo real, generando así importantes ahorros en tiempo.

La técnica FT-NIR está reconocida como método oficial por la AOCS para la medida del Índice de Iodo (IV).

Más aplicaciones

Además de analizar aceites y grasas comestibles, la técnica FT-NIR tiene un gran potencial para analizar semillas y residuos de producción para optimizar los procesos de prensado. Los productores de aceites de colza obtienen una información muy valiosa como los ácidos grasos, incluyendo el ácido erúcico y el contenido en glucosilonato.

Además, la espectroscopía de infrarrojo cercano es un método rápido y económico para asegurar la calidad de aceites de fritura analizando sus parámetros clave tales como los Compuestos Polares Totales (TPC), y los Triacilgliceroles Polimerizados (TAG).