ADME-Toxicology
Contacto

Nuevas formas de entender los principios de ADME-Tox refuerzan la confianza original

Las últimas directrices de los reguladores estadounidenses y europeos son muy claras acerca de los datos que quieren ver en relación con el mecanismo de acción, la farmacocinética y la interacción con las rutas biosintéticas de un nuevo candidato a medicamento en las especies de ensayo y en los seres humanos, así como los niveles y el efecto clínico de los metabolitos importantes.

Como respuesta, las principales empresas de farmacología y biofarmacología están adoptando estrategias para generar estos conocimientos tan pronto como sea posible. En consecuencia, los estudios de ADME-TOX (siglas de absorción, distribución, metabolismo, excreción y toxicidad) in vitro y de DMPK (metabolismo y farmacocinética de medicamentos) in vivo ya no se consideran requisitos normativos de la etapa final sino, por el contrario, una parte esencial del inicio del descubrimiento.

Además de la motivación normativa, las ventajas potenciales de la integración precoz de ADME-TOX son significativas. Casi el 25 % de los errores de los ensayos clínicos en las fases II y III se deben a problemas de seguridad, de modo que el hecho de que los investigadores lleguen a entender un compuesto a fondo desde el principio puede suponer el ahorro de millones de dólares y años de trabajo que puede centrarse en candidatos más viables.

Los investigadores farmacéuticos disponen de un importante conjunto de técnicas, pero la espectrometría de masas (EM) suele dominar el panorama analítico de los estudios de ADME-TOX y de identificación de metabolitos (MetID). La EM sigue siendo un método fundamental para la detección y cuantificación de metabolitos. La RMN también se puede usar para proporcionar una importante caracterización estructural en lugar de tan solo macrodatos fidedignos. El uso combinado de EM y RMN al inicio del proceso es un buen planteamiento que puede evitar problemas en las últimas fases de desarrollo y en la clínica.

En combinación con los enfoques tradicionales de ADME-TOX, Bruker también está innovando con los nuevos sistemas de imagenología por MALDI: la visualización y medición de medicamentos y metabolitos directamente en el tejido, un avance que está llevando a la histofarmacología a cotas totalmente nuevas en el descubrimiento y desarrollo de medicamentos.

Los sistemas altamente desarrollados de Bruker ofrecen las herramientas necesarias para esta nueva aproximación a ADME-TOX en fases iniciales. Encuentre más información sobre instrumentos de EM triple cuadropolo EVOQ, plataforma de RMN Advance y rapifleX MALDI Tissuetyper.