Biomarker Discovery
Contacto

Descubrimiento de biomarcadores: el primer eslabón de la cadena biofarmacéutica

El descubrimiento de biomarcadores abarca el recorrido desde el descubrimiento de las dianas y cabezas de serie hasta la investigación preclínica y clínica y el desarrollo del proceso. Los biomarcadores aportan una información fundamental para la seguridad y la eficacia del descubrimiento y desarrollo de medicamentos.

Los biomarcadores pueden ser muy diversos, desde determinado tipo de moléculas, como una proteína, secuencia genética o la expresión del ARN, hasta factores fisiológicos como la tensión arterial o la temperatura corporal. Pueden manifestarse en un lugar o tejido concreto o hallarse en el suero, el plasma y otros líquidos corporales. A causa de esta diversidad, los mejores programas de biomarcadores tienen un gran alcance e investigan el origen celular, proteómico y genético para descubrir los biomarcadores más valiosos.

Los biomarcadores se usan para diseñar y desarrollar los tratamientos más eficaces mediante la evaluación de los candidatos a medicamentos con el fin de determinar cuál de ellos pasará a la fase de desarrollo. Existe una gran variedad de biomarcadores que se pueden observar, tales como los marcadores de seguridad y eficacia. Los marcadores de seguridad, por ejemplo, se están desarrollando para ayudar a determinar qué candidatos a medicamentos tienen más probabilidades de ser tolerados por los seres humanos.

La validación de biomarcadores sufre un cambio en los niveles como reacción a una enfermedad y la identificación y caracterización de biomarcadores puede reducir el número de candidatos a medicamento que no pasan los ensayos clínicos, lo que favorece la elaboración de tratamientos más eficaces.

La identificación de biomarcadores se puede llevar a cabo con una combinación de imagenología por MALDI y técnicas de cromatografía líquida acoplada a la espectrometría de masas (CL-EM) con el fin de determinar los candidatos a biomarcador en tejidos. Por ejemplo, la imagenología por MALDI conserva la distribución espacial y la histología de las muestras. Esto hace que sean ideales para el análisis de muestras de cáncer en humanos. La imagenología por MALDI se ha aplicado con éxito a la detección de proteínas hasta entonces desconocidas relacionadas con el cáncer.

A menudo hay que detectar biomarcadores directamente en tejidos de matrices biológicas complejas, para lo que se debe conseguir una espectrometría de masas en tándem (EM/EM). Las soluciones de imagenología para fármacos moleculares deben ser rápidas y precisas para poder cuantificar las proteínas, péptidos, líquidos, sustancias activas y metabolitos en el tejido y reducir el tiempo que se tarda en descubrir medicamentos.