PMA50.jpg

DCV - Dicroísmo circular vibracional

Instrumentación

El PMA 50 ha sido desarrollado específicamente para la modulación de la polarización en la espectroscopia infrarroja. Permite llevar a cabo observaciones por dicroísmo circular —como en la espectroscopia DCV— y por dicroísmo lineal —como en un experimento de espectroscopia infrarroja de reflexión con modulación de polarización (PM-IRRAS ). La modulación de la polarización se consigue por medio de un modulador fotoelástico integrado. El módulo PMA 50 se puede controlar mediante los espectrómetros FTIR INVENIO y VERTEX de Bruker. Todos los componentes ópticos y electrónicos han sido especialmente optimizados para la modulación de la polarización. En combinación con un espectrómetro FTIR de Bruker, el PMA 50 ofrece una sensibilidad y flexibilidad incomparables. El espectrómetro FTIR sigue permitiendo las restantes aplicaciones.

 

 

Método

DCV son las siglas de «dicroísimo circular vibracional». A diferencia de lo que ocurre en la espectroscopia infrarroja clásica, en la que se registran los espectros de absorción debido a la excitación vibracional con la radiación infrarroja sin polarizar, en el caso de la espectroscopia DCV se detecta la diferencia de absorción entre la radiación infrarroja con polarización circular derecha e izquierda ΔA = AL-AR de los compuestos ópticamente activos. Todas las moléculas quirales son ópticamente activas. Las moléculas quirales existen en dos configuraciones especulares invertidas distintas que no pueden superponerse por rotación. Estas dos configuraciones se llaman enatiómeros. Se comportan como la mano derecha y la mano izquierda humanas.

Enantiomers_EN.jpg

La interacción de las moléculas quirales con la luz muestra una absorción distinta en ambos enatiómeros dependiendo de la polarización circular de la luz. La absorción de la luz con polarización circular derecha (AR) e izquierda (AL) para compuestos ópticamente activos es de distinta intensidad. La diferencia entre ΔA = AL-AR es distinta de cero para todas las moléculas quirales. Este efecto se conoce como dicroísmo circular.

Por el contrario, la diferencia entre ΔA = AL-AR  para todos los compuestos quirales como, por ejemplo, mezclas racémicas o moléculas isotópicas, es cero, lo que significa que la actividad óptica se ha disipado y que no hay actividad óptica respectivamente.

Por lo general, las señales DCV se registran durante la transmisión y las intensidades suelen variar entre las 10-4 y las 10-5 unidades de absorción. Desde este punto de vista es evidente que se necesita un espectrómetro FTIR de máximo rendimiento para obtener la sensibilidad necesaria. Por eso Bruker ofrece el PMA 50. En combinación con los espectrómetros FTIR INVENIO y VERTEX de Bruker, se crea un sistema potente y flexible sin parangón.

Software

Las mediciones se controlan mediante el software para espectroscopia OPUS, que también se utiliza para el espectrómetro FTIR. El cálculo y la normalización de los espectros DCV se realizan de forma automática. OPUS ofrece un paquete de programas considerable para la manipulación de datos. Por ejemplo, el análisis cuantitativo y cualitativo, así como la búsqueda en la biblioteca o incluso la creación de una biblioteca propia, se llevan a cabo de forma muy sencilla.

 

 

Preparación de muestras

En la espectroscopia DCV, las muestras se observan durante la transmisión en estado líquido (líquido puro o sólidos en disolución) o sólido (suspensión o gránulos). Bruker Optics ofrece diversas celdas para muestras de líquidos y una diversidad de ventanas y espaciadores para optimizar los espectros DCV. También disponemos de celdas para muestras líquidas de temperatura controlada de forma natural, para la observación, por ejemplo, de modificaciones provocadas por la temperatura en la formación de proteínas.