Drug Discovery

Técnicas innovadoras para acelerar el descubrimiento de medicamentos

El descubrimiento y desarrollo de un nuevo producto farmacéutico, desde las primeras investigaciones hasta el producto terminado, es un proceso largo, complejo y costoso. El lanzamiento comercial de una nueva terapia puede tardar entre 12 y 15 años y costar más de 1 $ mil millones de dólares.

El proceso empieza por la identificación de la diana: se debe decidir la diana biológica sobre la que centrarse para desarrollar un nuevo medicamento. A continuación se identifican los candidatos a fármacos potenciales, ya sean micromoleculares o biofármacos con potencial terapéutico, durante el proceso de descubrimiento de cabezas de serie, en el cual se desarrollan varios candidatos a fármaco. Estos cabezas de serie deben alcanzar la diana farmacológica y mostrar la actividad deseada. Aquí se suele utilizar el cribado de alto rendimiento (HTS, por sus siglas en inglés) para la identificación de los candidatos más prometedores para cabeza de serie (búsqueda del cabeza de serie). El objetivo del proceso de búsqueda del cabeza de serie es producir compuestos más potentes y selectivos que luego se someterán a la optimización de cabezas de serie para mantener sus propiedades favorables, con el fin de producir un medicamento seguro y eficaz.

Las tecnologías avanzadas de resonancia magnética nuclear (RMN) y espectrometría de masas de Bruker permiten a los investigadores que participan en el descubrimiento de medicamentos identificar con rapidez los candidatos a fármacos más adecuados mediante un cribado de miles, con el fin de determinar qué dianas deben pasar de la fase de validación y optimización a la de desarrollo. En el proceso de descubrimiento de medicamentos el tiempo es determinante, de modo que es fundamental usar instrumentos rápidos y eficaces para que la producción del fármaco sea satisfactoria.